El rincón de trabajo

¿Quién no ha visto alguna vez una foto de su rincón perfecto? Ordenado, espacioso, luminoso… La de veces que me habré imaginado trabajando en uno de esos rinconcitos:

Pero de momento me tengo que conformar con una minileonera  con cierto orden dentro del desorden ¿Cómo conseguirlo? Aquí van unas cuentas ideas.

– Latas y botes: después de un ligero tuneo son útiles para guardar lápices, pinceles, tijeras…

– Cajas de madera, como la Fira de ikea. Una vez personalizadas decoran y almacenan.

– Tarros de cristal ,especieros e imanes, para que todo quede guardadito y a la vista:

– Cajas organizadoras de plástico, que puedes encontrar en la sección de ferretería o en los chinos. Baratas, ocupan poco espacio y apilables.

– Agendas, se podría decir que son una evolución de las cajas organizadoras:

– Y esta es la que más uso yo, las cajitas flip flop, que mantienen a los abalorios a salvo de caidas .

– Para organizar  hilos, cordones, cadenas, lazos… siempre y cuando tengamos sitio en la pared:

¿Y tú cómo haces para tenerlo todo organizado y a mano?
Paula

Deja un comentario